8 razones por las que sientes tus piernas cansadas

piernas cansadas

La sensación de cansancio, pesadez y la hinchazón de las piernas son dolencias muy comunes en los adultos, siendo más frecuente en las mujeres debido a las variaciones hormonales que experimentan. Sin embargo, también hay una gran cantidad de factores que potencian esta molestia y que puede afectar la calidad de vida de cualquiera.

Características principales

Además de la contínua sensación de cansancio o pesadez, puede haber otro tipo de síntomas, como por ejemplo:

  • Dolor generalizado en las piernas, y en ocasiones localizado en las varices
  • Hormigueos
  • Calambres
  • Adormecimiento
  • Dilatación de las venas
  • Picor

Causas generales

  1. Inmovilidad: Caminar o trotar promueve la circulación sanguínea. Por ello, pasar largas horas de pie o sentado sin movimiento dificulta este proceso y desencadena la hinchazón y otros malestares.
  1. Insuficiencia venosa: Es un trastorno que ocurre cuando hay una anormalidad en el retorno de la sangre al corazón.
  1. Calor: El aumento de la temperatura favorece la dilatación de las venas, lo cual puede ser uno de los factores de los síntomas de piernas pesadas.
  1. Cambios hormonales: Bien sea durante la menstruación o la menopausia, las modificaciones hormonales pueden desatar una gran cantidad de procesos orgánicos como la retención de líquidos.
  1. Embarazo: El cuerpo de la mujer sufre innumerables variaciones en la gestación y como consecuencia del aumento de peso y posibles edemas, las piernas se ven afectadas.
  1. Alto consumo de sal: La ingesta desmedida de sales puede provocar diversas variaciones en la tensión, y evidentemente, el curso sanguíneo se ve afectado.
  1. Obesidad: Las piernas son el apoyo del cuerpo, y si tienen que sostener mucho más peso de lo que deberían, hay más probabilidades de que hayan consecuencias desfavorables.
  1. Medicinas: Dependiendo de su composición, cierto tipo de medicamentos pueden generar edemas como efecto secundario.

¿Qué hacer?

Si este malestar es leve pero contínuo, se recomienda realizar un tratamiento para piernas cansadas, el cual consiste en aplicar un masaje con cremas especiales vasotónicas, un par de veces a la semana hasta atenuar el malestar.

Si la afección persiste, es indispensable visitar a un médico especializado para determinar cuál es la causa del problema. Probablemente se requiera hacer exámenes específicos como una ecografía o venografía para poder comprobar cuál es el estado de las venas.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Qué son las pieles atópicas?

piel atopica

También  conocida  como  dermatitis  atópica  o eccema, es  un trastorno cutáneo crónico que suele aparecer en el rostro y en diferentes partes del cuerpo, causando anomalías y lesiones en la piel. Se estima que un promedio del 10% al 20% de los niños puede sufrir de dermatitis atópica durante la infancia, sin embargo no se trata de un problema  pediátrico  porque se estima que un porcentaje de estos pacientes seguirá sufriendo de manifestaciones en la piel durante la adultez, convirtiéndose en una afección crónica.

Formación y características

A pesar de los contínuos avances  y  estudios realizados  sobre estos casos, aún no se ha descubierto cuál es el factor causante de la dermatitis atópica y tampoco una posible cura. Lo que sí está claro es que vivir en zonas altas con climas fríos potencian su aparición.

Otro factor influyente puede ser el hereditario, e incluso ser mujer aumenta las posibilidades de tener una piel atópica.

Entre las características principales del eccema se encuentran:

  • Piel reseca
  • Hinchazón
  • Irritaciones
  • Descamaciones
  • Picor
  • Enrojecimiento
  • Prurigo

Las personas con pieles atópicas suelen ser mucho más sensibles ya que su piel no posee una gran cantidad de proteínas y está visiblemente lesionada.

Zonas afectadas

El  eccema  suele  manifestarse  con  más  frecuencia  en  las  manos,  el rostro, la nuca  y en  las zonas de pliegues como: la ingle, las axilas, los glúteos y detrás de las rodillas; sin embargo, también puede reflejarse en la espalda o el pecho.

¿Cómo cuidarse?

Tener  una piel  atópica  implica  asumir una  serie  de  hábitos de cuidado para mantener una buena calidad de vida, independientemente de que las lesiones no sean visibles. Estas son las cinco recomendaciones a seguir:

  1. Evitar el contacto directo con sustancias y/o cremas que puedan irritar la piel.
  2. Utilizar jabones muy suaves, sin perfumes ni otros químicos.
  3. Usar ropa a base de algodón para evitar irritaciones.
  4. Emplear agua tibia a la hora del baño (con una duración máxima de 10 minutos), y evitar el agua muy caliente o muy fría.
  5. Después del baño diario, es muy  importante usar cremas (de preferencia cremas para pieles atópicas) mientras la piel aún esté húmeda. Esto ayudará a retener la humedad que necesita.
  6. Aplicar una crema dermoreparadora para potenciar la regeneración de la piel.
Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hábitos que propician la aparición de las hemorroides

Hábitos que propician la aparición de las hemorroides

Las hemorroides suelen ser un tema incómodo y evitado en las conversaciones del día a día, pero la verdad es que es un problema que afecta a una gran cantidad de personas e interviene en sus rutinas cotidianas. Se trata de una afección bastante molesta que requiere de un tratamiento específico para las hemorroides y otros cuidados adicionales para que se regularice.

¿Por qué ocurre?
Al contrario de lo que comúnmente se cree, las hemorroides no “aparecen” sino que ya existen dentro del cuerpo humano y son vasos sanguíneos que se encuentran en el tejido mucoso que está en el conducto anal. Cuando el flujo de la sangre es interrumpido, las hemorroides se hinchan y toman una forma similar a pequeños nudos que se esparcen por el ano causando molestias, dolor, comezón y en ciertos casos, sangrados en la zona.
Existen dos tipos de hemorroides:

  • Internas: Son vasos sanguíneos que se inflaman en la parte inferior del recto o dentro del ano, y para ser diagnosticadas, se necesita de un examen rectal.
  • Externas: Son aquellas que sobresalen visiblemente en el canal anal. En algunas casos pueden coexistir hemorroides internas y externas.

Afección común
Las hemorroides son uno de los problemas más comunes y suelen ser frecuentes en hombres y mujeres entre los 40 y 70 años, aunque la edad no es un factor determinante, ya que hay muchos casos de enfermedad hemorroidal en pacientes de 30 años.
También son habituales durante el embarazo y en personas que sufren de estreñimiento, el cual es la principal causa de inflamación de las hemorroides. Entre otro de los motivos puede ser por:

  • Esfuerzo desmesurado durante las deposiciones o en el parto.
  • Permanecer sentado durante largos periodos de tiempo.
  • Irritación en la mucosa anal.
  • Sobrepeso.
  • Tener una dieta poco balanceada y carente de agua.
  • Padecer de enfermedades como cirrosis hepática.

Prevención y tratamiento efectivo
Afortunadamente, la mayoría de los casos pueden ser tratados tan solo aplicando una crema para las hemorroides para desinflamar la zona. A esto también se le incluye un cambio en la dieta de la persona, añadiendo más fibra y nutrientes, y también aumentando el consumo de agua para mantener un proceso digestivo óptimo.
Si el problema persiste y el dolor o malestar no se reduce en los 5 a 7 días de empezar el tratamiento, se requiere atención médica inmediata y probablemente se requiera de exámenes médicos especializados como la anoscopia o rectoscopia.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

5 lesiones más comunes al hacer deporte

lesiones-deportivas

Hacer ejercicio y mantener una vida activa supone una gran cantidad de beneficios para la salud. Sin embargo, al practicar deportes el cuerpo está en su máxima capacidad y cualquier movimiento erróneo o accidente puede resultar en una lesión.

¿Cuáles son?
Las lesiones deportivas pueden ser catalogadas como leves, agudas o crónicas. Ello dependerá en gran medida si han sido causadas por un movimiento violento, de alta intensidad o si fueron provocadas por un golpe o un mal movimiento.
1) Esguinces
Ocurren cuando los ligamentos se estiran, tuercen o rompen causando bastante dolor, hinchazón, hematoma o la inmovilización de la zona afectada. Suelen ser muy frecuentes en las prácticas de fútbol, balonmano y baloncesto.
2) Desgarros
Es cuando el músculo se contrae y causa la ruptura total o parcial de sus fibras. Usualmente viene acompañado de un dolor intenso y hemorragia a consecuencia a la ruptura de una serie de vasos sanguíneos del músculo afectado. Es una lesión frecuente en los deportistas que practican pádel.
3) Dislocaciones
También conocida como luxación, es la lesión producida cuando un hueso se sale de la articulación a causa de una caída o golpe muy fuerte. Sucede comúnmente en zonas como las rodillas, tobillos, hombros y codos, y también puede ocurrir en la mandíbula y cadera.
4) Fracturas
Corresponde a la ruptura total o parcial de un hueso en consecuencia a una caída o un golpe repentino de alto impacto, imposible de soportar. Las fracturas causan un intenso dolor, entumecimiento de la zona, imposibilidad de movimiento y, en ocasiones, ruptura de la piel.
5) Tendinitis
Es el término utilizado para referirse a la inflamación de uno o varios tendones y produce dolor y aumento de sensibilidad alrededor de la articulación, además, suele volverse en una patología crónica

Prevención efectiva
Hacer ejercicios de calentamiento antes de comenzar es igual de importante que hacer los movimientos de enfriamiento, ya que de esta manera se prepara al cuerpo para el impacto y se reducen las posibilidades de lesión, 10 minutos de calentamiento previo y otros 10 minutos de enfriamiento posterior pueden ser la diferencia.
Igualmente, es necesario aplicar una crema muscular que sirva para preparar el cuerpo para el deporte.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las bondades de la caléndula

Calendula2

Desde la época de los egipcios, la caléndula es considerada una planta medicinal milagrosa, el concentrado de sus múltiples beneficios ayudan a cuidar la salud del cuerpo y sus bondades son tantas, que también es usada como ingrediente esencial de la cosmética natural, en cremas, esencias, aceítes y bálsamos para el cuidado y belleza de la piel.

 Seguir leyendo

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn