Tips para cuidar la piel atópica en verano

Verano

¡El verano ya está aquí! y con él, los maravillosos días de playa, sol, piscinas, copas en terrazas con amigos, barbacoas, en fin, una increíble cantidad de cosas por hacer en estos días largos de luz y calurosos.

El verano es un tiempo de compartir y disfrutar, pero también puede ser terrible para aquellos que sufren de la piel atópica, especialmente por la calor y la humedad, puesto que, estos factores junto a un inadecuado cuidado de la piel la hacen propensa a las rojeces, erupciones e irritaciones.

Es verdad que el sol podría mejorar algunos síntomas de la dermatitis atópica, pero debido a sus efectos perjudiciales sobre la piel es recomendable no abusar con exposiciones muy largas. En cambio, debemos decir que los baños en agua de mar sí son muy beneficiosos para este tipo de pieles y es recomendable disfrutarlo con un adecuado filtro solar con factor UV superior a 40, aplicarlo cada 30 minutos, repetir la aplicación después de cada baño en el mar y cada luego cada 60 minutos; es importante también evitar las horas punta del día entre las 11hrs y las 16hrs, y recordar que las sombrillas, la ropa y los sombreros son elementos de protección imprescindibles.

Adicionalmente a estas recomendaciones, hemos realizado una recopilación de los mejores tips que nos ayudarán cuidar y evitar los problemas derivados de las pieles atópicas durante todo el verano.

  • Recuerda que mantener la piel hidratada es lo más importante, la regla este verano debe ser hidratar y rehidratar tu piel bebiendo mucha agua, esto te ayudará a hidratar la piel desde dentro y de paso ayuda a mejorar el funcionamiento de nuestro organismo en general.
  • Hidrata tu piel cremas altamente hidratantes y adecuadas a tu tipo de piel, y si ya presentas algunas zonas de la piel con dermatitis, es decir que la piel esté roja, descamada o tienes mucho picor, lo más recomendable es usar un tratamiento dermoreparador específico, pues la crema normal puede irritarla aún más. También es recomendable usar estas cremas dermoreparadoras para prevenir los problemas derivados y específicos de las pieles atópicas.
  • Evita los baños calientes, el agua caliente es muy mala especialmente para las pieles atópicas.
  • Si vas a la piscina usa crema hidratante en todo el cuerpo así formarás una pequeña capa protectora ya que el cloro reseca mucho la piel.
  • Evita la sobreexposición al sol y usa prendas adecuadas para el verano, de preferencia prendas de algodón o lino que son mucho más frescas, no lleves prendas ajustadas que aumentarás las probabilidades de irritaciones.
  • Usa siempre protector solar y uno que sea adecuado para tu tipo de piel.
  • Cuidado con el aire acondicionado y los cambios bruscos de temperatura que puede resecar mucho la piel.

No olvides que una piel atópica es muy difícil que desaparezca por completo y por ello requiere de cuidados especiales que si los hacemos adecuadamente podremos controlarla.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cómo cuidar tus manos en Invierno

manos

En las estaciones más extremas del año, especialmente en el invierno, nuestra piel necesita cuidados especiales para mantenerla saludable y bonita.

Ahora que acabaron las fiestas y vivimos el intenso frío de invierno es hora de cuidar nuestra piel, especialmente de las más expuestas, como el rostro y las manos.

Hoy dedicaremos este artículo para hablar sobre la delicada piel de nuestras manos y los cuidados que necesitan cuando el frío produce resequedad extrema acompañada de irritación, rojeces, hinchazón y piel escamosa.

Quizá no tengamos estos síntomas tan extremos, pero si quieres mantener unas manos perfectas, debes seguir algunos consejos:

  • No olvidar los guantes en casa, es una garantía de mantener tus manos protegidas en todo momento.
  • Lava las manos con agua templada, no fría ni caliente, y después es importante secarlas muy bien.
  • Usar diariamente cremas de máxima hidratación y lleva contigo siempre una presentación pequeña para que puedas hidratar las manos en cualquier momento. También es conveniente usar un protector solar que ayudará a mantener protegidas y prevenir las arrugas.
  • Beber mucha agua, es algo que no debes olvidar en ninguna época del año.
  • Cuida tu alimentación, y aunque en invierno no apetece, come muchas verduras frescas, frutas y semillas.
  • Si necesitas lavar la vajilla no olvides usar guantes y un jabón neutro humectante, de preferencia que no contengan alcohol.
  • Mantener hábitos de vida saludables, que incluya hacer ejercicio, así mantendremos una buena circulación sanguínea.

No olvides estos consejos y ponlos en práctica, pero sobre todo debes conocer tu cuerpo y utilizar el mejor método que se adapte a ti, en función de tu edad, del medio ambiente donde vives y de las necesidades especificas de tu tipo de piel.

Si al final, el descuido te llevó a tener problemas de irritación, rojeces, hinchazón o piel escamosa, elige un tratamiento dermoreparador natural, en el mercado existen una infinidad de cremas dermo-reparadoras, escoge una de farmacia que te garantice seguridad y garantía.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

5 toxinas que provocan el aumento de peso

subida de peso

La batalla contra el peso es interminable para gran parte de la población, y en ocasiones se puede convertir en una obsesión.

¿Alguna vez has notado que te encuentras atrapado en el mismo peso por meses y meses sin notar ningún cambio? Si la respuesta es afirmativa, debes mirar más de cerca cuáles son tus hábitos y los alimentos que estás consumiendo, ya que, a pesar de que puedan ser light, bajos en calorías, altos en fibras y nutrientes, el contenido de toxinas puede ser elevado y probablemente este sea el factor que no te permite llegar al peso que deseas.

¿Qué son?

La industria actual utiliza una altísima cantidad de químicos y componentes artificiales en la producción de alimentos para poder abastecer la demanda y disminuir el coste de los productos.

Estos añadidos (conocidos comúnmente como toxinas) no son precisamente saludables y el cuerpo humano no los depura con tanta facilidad, teniendo consecuencias además del aumento de peso, tales como:

  • Hinchazón.
  • Retención de líquidos.
  • Lentitud en el proceso metabólico.
  • Mal aliento.
  • Pesadez y cansancio.
  • Estreñimiento.

Toxinas más comunes

  • Tabaco

Los principales componentes del tabaco son el alquitrán y la nicotina, toxinas que se tardan hasta 30 días en ser expulsadas del organismo.

  • Alcohol

El alcohol eleva el porcentaje de calorías vacías en el organismo, retrasando el proceso de quema de grasas.

  • Endulzantes artificiales

Diversos estudios han comprobado que su consumo es solo una manera de engañar al cerbero, y eventualmente conduce al aumento de otras fuentes de energía como los carbohidratos.

  • Comida procesada

Este tipo de alimentos contienen alto porcentaje de conservantes, saborizantes, colorantes y otros químicos que son procesados lentamente por el organismo.

  • Contaminación ambiental

Vivir en un ambiente altamente contaminado supone el constante contacto con toxinas a través de la piel y al respirar.

Soluciones efectivas

Si en definitiva consideras que tu problema con el peso se debe a la alta cantidad de toxinas, puedes seguir estos consejos para depurar estos contaminantes de tu organismo:

  • Bebe más agua de la que consumes actualmente. Es el mejor depurador natural.
  • Realiza al menos 30 minutos de ejercicio al día; sudar es otra manera de expulsar las toxinas de manera efectiva.
  • Revisa siempre las etiquetas de los productos que compres y mejor opta por alimentos orgánicos, limpios y enteros.

Utiliza una crema reductora que promueva la eliminación de toxinas del tejido adiposo.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Tu piel está perdiendo elasticidad?

¿Qué hacer ante la pérdida de elasticidad de la piel?

El inévitable paso de los años ocasiona el envejecimiento y pérdida de colágeno; las células del cuerpo nacen y mueren a un ritmo bastante rápido, y la piel pierde poco a poco su elasticidad natural.

Diversos estudios coinciden, en que el proceso de envejecimiento cutáneo comienza aproximadamente a los 25 años, y, aunque los cambios no se visualizan a simple vista a esta edad, es importante saber prevenir y  realizar los cuidados apropiados para retardar los signos de envejecimiento.

Características básicas

La piel de las mujeres es la más afectada por la pérdida de la elasticidad, especialmente después de entrar en el ciclo de la menopausia, mientras que, en los hombres este proceso tiende a aparecer sobre los 40. Los signos que indican este cambio son:

  • Resequedad constante.
  • Pérdida de brillo y flexibilidad.
  • Aparición de arrugas profundas.
  • La piel se ve más delgada.
  • Flacidez y piel colgante.

¿Qué se puede hacer?

  • Cuidar la ingesta. La mala alimentación es uno de los principales factores que propicia la pérdida de los nutrientes esenciales de la piel, puesto que escasean las vitaminas, fibras, minerales y antioxidantes. Entonces, es fundamental mantener una dieta balanceada para evitar la pérdida de elasticidad de la piel.
  • Hidratación. Beber 2 a 3 litros de agua al día es indispensable tanto para la salubridad del organismo, como de la piel. Así mismo, mantenerse correctamente hidratado permite eliminar toxinas y retrasar un poco el envejecimiento cutáneo.
  • Rutinas de limpieza. Es crucial utilizar un limpiador facial efectivo o rutinas de limpiezas meticulosas que realmente retiren las impurezas de la piel. Esto quiere decir que se deben aplicar tónicos, astringentes y exfoliantes cada cierto tiempo. De igual manera es importantísimo el uso de protector solar y cortar hábitos como el tabaco.
  • Usar cremas reafirmantes. Aplicar diariamente algún tratamiento reafirmante para la piel puede reducir la pérdida de la elasticidad cutánea, ya que potencia la producción de colágeno y ayuda a mantener la piel tensa.
Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Puedo eliminar la celulitis sin necesidad de cirugía estética?

¿Puedo eliminar la celulitis?

La celulitis se ha convertido en la pesadilla de las mujeres, e incluso de los hombres,  ya que puede modifica visiblemente la forma de la silueta, promueve la resequedad y la aparición de pequeños abultamientos sobre la piel, también conocido como “piel de naranja”.

A pesar que esta afección en la piel, no es una enfermedad, la celulitis puede afectar emocionalmente a quienes lo sufren, sobre todo afecta a la autoestima de las mujeres, quienes tienen un 90% de probabilidad de tenerla una vez que alcanzan la pubertad.

¿Qué es y por qué aparece?

La celulitis, no es más que la acumulación de tejido adiposo (grasa) en ciertas partes del cuerpo.

La tendencia de tener celulitis, se incrementa en el cuerpo especialmente en la pubertad, puesto que, los cambios hormonales favorecen su aparición, y este se agrava con los malos hábitos como: llevar una dieta pobre en nutrientes y alta en grasas, el sedentarismo, estrés y factores hereditarios, etc.

Existen 2 tipos de celulitis, y dependiendo del tipo que se tenga, será más difícil su eliminación:

  • Celulitis generalizada: es visible en personas que padecen de obesidad y que suelen ingerir altas cantidades de calorías diariamente, sobre todo proveniente de la “comida chatarra”. Como su nombre lo indica, la celulitis está ubicada de forma generalizada en cualquier otra zona.
  • Celulitis localizada: es la que aparece en determinadas partes del cuerpo siendo más común en las piernas, abdomen, muslos y glúteos.

¿Tiene solución?

La verdad es que ambos tipos de celulitis son difíciles de eliminar, ya que la grasa es uno de los últimos elementos que el cuerpo expulsa; y aquella celulitis que se encuentra en los muslos, glúteos y piernas es todavía más complicada de expulsar. Sin embargo, con mucho esfuerzo y dedicación se podrá lograr eliminar esta imperfección sin la necesidad de recurrir a herramientas como la liposucción u otra interveción de cirugía estética.

  1. Practicar ejercicio: La actividad física es esencial en una rutina anti-celulítica. El ejercicio es la principal manera de combatir el exceso de grasa en el cuerpo sobre todo aquellos que sean aeróbicos, como por ejemplo: natación, bicicleta, carreras, caminatas.
  2. Dieta. Igualmente es fundamental tener una ingesta balanceada, reducida en elementos grasosos y alta en fibras, nutrientes y vitaminas que ayudarán a la eliminación progresiva de la grasa.
  3. Uso de cremas anti celulíticas. Utilizar regularmente un tratamiento anti celulítico que actúe en la eliminación de líquidos y toxinas que estén formando las irregularidades en la piel.
Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn