Hábitos que propician la aparición de las hemorroides

Hábitos que propician la aparición de las hemorroides

Las hemorroides suelen ser un tema incómodo y evitado en las conversaciones del día a día, pero la verdad es que es un problema que afecta a una gran cantidad de personas e interviene en sus rutinas cotidianas. Se trata de una afección bastante molesta que requiere de un tratamiento específico para las hemorroides y otros cuidados adicionales para que se regularice.

¿Por qué ocurre?
Al contrario de lo que comúnmente se cree, las hemorroides no “aparecen” sino que ya existen dentro del cuerpo humano y son vasos sanguíneos que se encuentran en el tejido mucoso que está en el conducto anal. Cuando el flujo de la sangre es interrumpido, las hemorroides se hinchan y toman una forma similar a pequeños nudos que se esparcen por el ano causando molestias, dolor, comezón y en ciertos casos, sangrados en la zona.
Existen dos tipos de hemorroides:

  • Internas: Son vasos sanguíneos que se inflaman en la parte inferior del recto o dentro del ano, y para ser diagnosticadas, se necesita de un examen rectal.
  • Externas: Son aquellas que sobresalen visiblemente en el canal anal. En algunas casos pueden coexistir hemorroides internas y externas.

Afección común
Las hemorroides son uno de los problemas más comunes y suelen ser frecuentes en hombres y mujeres entre los 40 y 70 años, aunque la edad no es un factor determinante, ya que hay muchos casos de enfermedad hemorroidal en pacientes de 30 años.
También son habituales durante el embarazo y en personas que sufren de estreñimiento, el cual es la principal causa de inflamación de las hemorroides. Entre otro de los motivos puede ser por:

  • Esfuerzo desmesurado durante las deposiciones o en el parto.
  • Permanecer sentado durante largos periodos de tiempo.
  • Irritación en la mucosa anal.
  • Sobrepeso.
  • Tener una dieta poco balanceada y carente de agua.
  • Padecer de enfermedades como cirrosis hepática.

Prevención y tratamiento efectivo
Afortunadamente, la mayoría de los casos pueden ser tratados tan solo aplicando una crema para las hemorroides para desinflamar la zona. A esto también se le incluye un cambio en la dieta de la persona, añadiendo más fibra y nutrientes, y también aumentando el consumo de agua para mantener un proceso digestivo óptimo.
Si el problema persiste y el dolor o malestar no se reduce en los 5 a 7 días de empezar el tratamiento, se requiere atención médica inmediata y probablemente se requiera de exámenes médicos especializados como la anoscopia o rectoscopia.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn