Tips para cuidar la piel atópica en verano

Verano

¡El verano ya está aquí! y con él, los maravillosos días de playa, sol, piscinas, copas en terrazas con amigos, barbacoas, en fin, una increíble cantidad de cosas por hacer en estos días largos de luz y calurosos.

El verano es un tiempo de compartir y disfrutar, pero también puede ser terrible para aquellos que sufren de la piel atópica, especialmente por la calor y la humedad, puesto que, estos factores junto a un inadecuado cuidado de la piel la hacen propensa a las rojeces, erupciones e irritaciones.

Es verdad que el sol podría mejorar algunos síntomas de la dermatitis atópica, pero debido a sus efectos perjudiciales sobre la piel es recomendable no abusar con exposiciones muy largas. En cambio, debemos decir que los baños en agua de mar sí son muy beneficiosos para este tipo de pieles y es recomendable disfrutarlo con un adecuado filtro solar con factor UV superior a 40, aplicarlo cada 30 minutos, repetir la aplicación después de cada baño en el mar y cada luego cada 60 minutos; es importante también evitar las horas punta del día entre las 11hrs y las 16hrs, y recordar que las sombrillas, la ropa y los sombreros son elementos de protección imprescindibles.

Adicionalmente a estas recomendaciones, hemos realizado una recopilación de los mejores tips que nos ayudarán cuidar y evitar los problemas derivados de las pieles atópicas durante todo el verano.

  • Recuerda que mantener la piel hidratada es lo más importante, la regla este verano debe ser hidratar y rehidratar tu piel bebiendo mucha agua, esto te ayudará a hidratar la piel desde dentro y de paso ayuda a mejorar el funcionamiento de nuestro organismo en general.
  • Hidrata tu piel cremas altamente hidratantes y adecuadas a tu tipo de piel, y si ya presentas algunas zonas de la piel con dermatitis, es decir que la piel esté roja, descamada o tienes mucho picor, lo más recomendable es usar un tratamiento dermoreparador específico, pues la crema normal puede irritarla aún más. También es recomendable usar estas cremas dermoreparadoras para prevenir los problemas derivados y específicos de las pieles atópicas.
  • Evita los baños calientes, el agua caliente es muy mala especialmente para las pieles atópicas.
  • Si vas a la piscina usa crema hidratante en todo el cuerpo así formarás una pequeña capa protectora ya que el cloro reseca mucho la piel.
  • Evita la sobreexposición al sol y usa prendas adecuadas para el verano, de preferencia prendas de algodón o lino que son mucho más frescas, no lleves prendas ajustadas que aumentarás las probabilidades de irritaciones.
  • Usa siempre protector solar y uno que sea adecuado para tu tipo de piel.
  • Cuidado con el aire acondicionado y los cambios bruscos de temperatura que puede resecar mucho la piel.

No olvides que una piel atópica es muy difícil que desaparezca por completo y por ello requiere de cuidados especiales que si los hacemos adecuadamente podremos controlarla.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cómo cuidar tus manos en Invierno

manos

En las estaciones más extremas del año, especialmente en el invierno, nuestra piel necesita cuidados especiales para mantenerla saludable y bonita.

Ahora que acabaron las fiestas y vivimos el intenso frío de invierno es hora de cuidar nuestra piel, especialmente de las más expuestas, como el rostro y las manos.

Hoy dedicaremos este artículo para hablar sobre la delicada piel de nuestras manos y los cuidados que necesitan cuando el frío produce resequedad extrema acompañada de irritación, rojeces, hinchazón y piel escamosa.

Quizá no tengamos estos síntomas tan extremos, pero si quieres mantener unas manos perfectas, debes seguir algunos consejos:

  • No olvidar los guantes en casa, es una garantía de mantener tus manos protegidas en todo momento.
  • Lava las manos con agua templada, no fría ni caliente, y después es importante secarlas muy bien.
  • Usar diariamente cremas de máxima hidratación y lleva contigo siempre una presentación pequeña para que puedas hidratar las manos en cualquier momento. También es conveniente usar un protector solar que ayudará a mantener protegidas y prevenir las arrugas.
  • Beber mucha agua, es algo que no debes olvidar en ninguna época del año.
  • Cuida tu alimentación, y aunque en invierno no apetece, come muchas verduras frescas, frutas y semillas.
  • Si necesitas lavar la vajilla no olvides usar guantes y un jabón neutro humectante, de preferencia que no contengan alcohol.
  • Mantener hábitos de vida saludables, que incluya hacer ejercicio, así mantendremos una buena circulación sanguínea.

No olvides estos consejos y ponlos en práctica, pero sobre todo debes conocer tu cuerpo y utilizar el mejor método que se adapte a ti, en función de tu edad, del medio ambiente donde vives y de las necesidades especificas de tu tipo de piel.

Si al final, el descuido te llevó a tener problemas de irritación, rojeces, hinchazón o piel escamosa, elige un tratamiento dermoreparador natural, en el mercado existen una infinidad de cremas dermo-reparadoras, escoge una de farmacia que te garantice seguridad y garantía.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

5 preguntas que tienes cuando te enteras que tienes psoriasis

psoriasis
  1. ¿Qué es la Psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad “crónica” que afecta la piel y ocasionalmente las articulaciones.

Comienza en el sistema inmune y afecta en el recambio normal de las células cutáneas. Normalmente las células tardan entre 21 y 40 días en madurar y subir a la superficie; en una piel con Psoriasis las células cutáneas se reproducen tan rápido que llegan a la superficie mucho antes de lo normal y se acumulan con las células muertas, este trastorno ocasiona la formación de placas gruesas con escamas rojizas, resecas e irritadas causando dolor, picazón y descamación de la piel.

Las áreas más comunes son el cuero cabelludo, los codos, las rodillas, la espalda, el abdomen y las piernas.

  1. ¿Por qué me ha aparecido?

La causa de la psoriasis es aún desconocida, aunque algunos factores como el clima seco, el frío, el estrés emocional, ciertos medicamentos, traumatismos, etc. podrían ayudar a desencadenar la enfermedad.

  1. ¿La Psoriasis en contagiosa? ¿Es Hereditaria?

Aunque la psoriasis tenga una apariencia infecciosa, no es nada contagiosa y tampoco directamente hereditaria, aunque existe cierta predisposición, puesto que un tercio de los afectados tienen familiares directos que sufren de esta enfermedad.

  1. ¿La Psoriasis tiene cura?

La Psoriasis es una enfermedad crónica y aún no existe una cura definitiva, pero existen diversos tratamientos que pueden lograr la desaparición de las placas y controlan los nuevos brotes.

Es muy importante saber que una Psoriasis no tratada correctamente puede contribuir en el desarrollo de otras enfermedades como: artritis, riesgo cardiovascular, depresión y cáncer.

  1. ¿Cuál es el mejor tratamiento? ¿Los tratamientos naturales son efectivos?

Existen muchos tratamientos para psoriasis, pero el tipo de tratamiento dependerá de cada paciente, del tipo de psoriasis, su localización, extensión, etc. Lo recomendable es que frente a una Psoriasis severa, el dermatólogo sea quien determine el tratamiento adecuado.

Existen innumerables tratamientos naturales que son muy efectivos y ayudan a controlar la Psoriasis, en base a plantas medicinales como el Aloe Vera, el Noni Aloe Vera, Manzanilla, árnica, etc. aunque el más efectivo resulta ser el Noni Aloe Vera.

Un tratamiento natural aplicado constantemente siempre es el más recomendado en estos casos.

También de podría interesar leer:  Noni y Aloe Vera: la combinación perfecta

 

 

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Noni y Aloe Vera: la combinación perfecta

Noni Aloe Vera

Algunas plantas tienen propiedades increíbles para tratar malestares del cuerpo, y resulta que la combinación entre ellas puede ser aún mejor para combatir ciertas enfermedades, afecciones o condiciones. En esta oportunidad se hablará un poco sobre los extraordinarios beneficios que aporta la combinación entre el noni y el aloe vera.

Comenzando con el noni, se trata de un arbusto originario de las zonas del océano Pacífico e Índico, que tiene múltiples propiedades beneficiosas para la salud gracias a su valor medicinal y alimenticio. Ha sido utilizado para tratar problemas de la salud desde tiempos remotos, ya que cuenta con potentes efectos, entre los cuales destacan los siguientes:

– Propiedades que ayudan a controlar la diabetes, la presión arterial alta y el colesterol.

– Actúa como un fuerte analgésico.

– Funciona muy bien para el tratamiento de la psoriasis.

– Posee propiedades anti cancerígenas.

Por otra parte, el aloe vera es una planta medicinal muy popular en la industria farmacéutica, cosmética y alimenticia, ya que posee excelentes propiedades curativas, específicamente para tratar heridas de la piel. Entre otras de sus bondades se pueden mencionar:

– Compuestos bioactivos como: vitaminas, minerales, aminoácidos, antioxidantes

– Propiedades antibacterianas y analgésicas

– Regenera las células de la piel y los tejidos internos

– Protege el sistema inmunitario.

Por tanto, la combinación Noni Aloe Vera resulta ser perfecta para combatir problemas específicos de la piel.

Tratamiento ideal

En el mercado actual existen cremas de uso tópico que tienen la función de actuar como un tratamiento dermoregenerador de la piel y son excelentes para combatir problemas de la piel, tales como: la psoriasis, eccema, dermatitis aguda y otras afecciones cutáneas comunes. La mejor manera para asegurarse que estos productos son eficientes y seguros, es que cumplen con una serie de características, entre las cuales se encuentran:

– Restaurar la barrera cutánea

– Prevenir y combatir infecciones

– Calmar la desagradable sensación de picor, dolor y escozor de la piel

– Cohesionar la capa córnea de la piel.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Todo lo que debes saber sobre la psoriasis

Todo lo que debes saber de la psoriasis

El término psoriasis es bastante común cuando se habla de afecciones en la piel. Se trata de un trastorno crónico, no contagioso y que puede aparecer durante cualquier etapa de la vida; es decir, puede surgir durante la infancia o en la entrada a la adultez.

A pesar de que puede resultar muy alarmante por la apariencia de las lesiones, más del 70% de los casos de psoriasis son leves y sólo el 10% son graves.

Si estas familiarizado con este problema, por experiencia propia o por alguien cercano a tu entorno, seguro que tienes muchas preguntas, aquí te respondemos algunas:

¿Por qué aparecen?

La razón sigue siendo desconocida; sin embargo, de acuerdo a diversos estudios a lo largo de los años se ha llegado a la conclusión de que se trata de una enfermedad relacionada con la genética, la cual se puede desencadenar o agudizar por factores climáticos, estrés, uso de ciertos medicamentos, traumatismos o infecciones y abuso de sustancias tóxicas para el organismo.

Hoy en día se siguen haciendo una gran cantidad de análisis y pruebas para determinar su origen.

¿Cúales son sus características principales?

La psoriasis causa lesiones en la piel las cuales suelen ser de color rojo, presentan un leve abultamiento y están cubiertas de escamas blanquecinas (similares a la caspa) que se desprenden fácilmente de la superficie. Además de estas características y dependiendo de la gravedad de la enfermedad, las lesiones pueden causar estos síntomas:

  • Picor
  • Dolor
  • Resequedad
  • Sangramientos
  • Prurito

¿ Tenemos zonas del cuerpo más propensas y sensibles?

Las áreas del cuerpo que suelen ser más afectadas son los codos, las rodillas, las manos, el cuero cabelludo y la zona baja de la espalda (región sacra); sin embargo, las lesiones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo

¿Existe un tratamiento efectivo?

Lamentablemente no existe una cura para la psoriasis, pero sí existen diferentes maneras de tratarla y conservar la salubridad de la piel.

  • Tratamientos tópicos. El uso de cremas dermoregeneradoras aplicadas en la zona afectada son los más recomendables. Las lesiones de la psoriasis pueden dañar la dermis, por ello estas cremas evitan la atrofia cutánea y devuelven la hidratación.
  • Son tratamientos con radiaciones ultravioleta y otros tipos, y suelen ser indicadas a pacientes que no han tenido una reacción ante los tratamientos tópicos.
  • Cuidados generales. Abandonar los malos hábitos como el consumo de tabaco, drogas u alcohol, mantener una ingesta saludable baja en grasas, beber abundante agua para tener el cuerpo hidratado y proteger la piel del sol.
Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Qué son las pieles atópicas?

piel atopica

También  conocida  como  dermatitis  atópica  o eccema, es  un trastorno cutáneo crónico que suele aparecer en el rostro y en diferentes partes del cuerpo, causando anomalías y lesiones en la piel. Se estima que un promedio del 10% al 20% de los niños puede sufrir de dermatitis atópica durante la infancia, sin embargo no se trata de un problema  pediátrico  porque se estima que un porcentaje de estos pacientes seguirá sufriendo de manifestaciones en la piel durante la adultez, convirtiéndose en una afección crónica.

Formación y características

A pesar de los contínuos avances  y  estudios realizados  sobre estos casos, aún no se ha descubierto cuál es el factor causante de la dermatitis atópica y tampoco una posible cura. Lo que sí está claro es que vivir en zonas altas con climas fríos potencian su aparición.

Otro factor influyente puede ser el hereditario, e incluso ser mujer aumenta las posibilidades de tener una piel atópica.

Entre las características principales del eccema se encuentran:

  • Piel reseca
  • Hinchazón
  • Irritaciones
  • Descamaciones
  • Picor
  • Enrojecimiento
  • Prurigo

Las personas con pieles atópicas suelen ser mucho más sensibles ya que su piel no posee una gran cantidad de proteínas y está visiblemente lesionada.

Zonas afectadas

El  eccema  suele  manifestarse  con  más  frecuencia  en  las  manos,  el rostro, la nuca  y en  las zonas de pliegues como: la ingle, las axilas, los glúteos y detrás de las rodillas; sin embargo, también puede reflejarse en la espalda o el pecho.

¿Cómo cuidarse?

Tener  una piel  atópica  implica  asumir una  serie  de  hábitos de cuidado para mantener una buena calidad de vida, independientemente de que las lesiones no sean visibles. Estas son las cinco recomendaciones a seguir:

  1. Evitar el contacto directo con sustancias y/o cremas que puedan irritar la piel.
  2. Utilizar jabones muy suaves, sin perfumes ni otros químicos.
  3. Usar ropa a base de algodón para evitar irritaciones.
  4. Emplear agua tibia a la hora del baño (con una duración máxima de 10 minutos), y evitar el agua muy caliente o muy fría.
  5. Después del baño diario, es muy  importante usar cremas (de preferencia cremas para pieles atópicas) mientras la piel aún esté húmeda. Esto ayudará a retener la humedad que necesita.
  6. Aplicar una crema dermoreparadora para potenciar la regeneración de la piel.
Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn