La hiedra: trepadora beneficiosa

Hiedra

Una de las plantas que puede ser encontrada prácticamente en cualquier parque o jardín es la hiedra.

Se trata de un arbusto rastrero y trepador originario del norte de África, Asia y algunas zonas de Europa, que tiene una increíble capacidad de adaptación ya que, a diferencia de muchas plantas, su crecimiento puede ser en el suelo, rocas y también en árboles, gracias a sus raíces adventicias que le permiten “trepar”, logrando crecer hasta 50 metros de longitud.

Además de su característica de trepadora, otro de sus rasgos distintivos es que sus hojas siempre están verdes, son lisas, brillantes con un débil olor aromático y su flor suele brotar en otoño.

¿Para qué funciona?

Las hojas y el tallo de la hidra es funcional tanto para el uso externo como para el uso interno, siendo más común para ser utilizada como:

  • Expectorante: Esta planta tiene propiedades que aumentan la secreción bronquial, ayudando a eliminar la flema.
  • Problemas de la piel: Reduce la sensibilidad nerviosa, lo cual es sumamente útil para tratar los dolores reumáticos y la celulitis.
  • Alteraciones menstruales: Sirve como reguladora de la menstruación gracias a sus efectos foliculínicos y estrogénicos.
  • Dolores musculares: la capacidad de la hiedra para disminuir la sensibilidad de los nervios periféricos es excelente para el tratamiento del dolor muscular.

Como principio activo

Celulinam, tratamiento para la celulits, Med Epitelium Special, tratamiento dermoregenerador, y Fluvialin, el tratamiento para las piernas cansadas, son productos que cuentan con las bondades de la hiedra, entre los que se encuentan: la cicatrización de heridas, varices, úlceras, reumatismos, disolución de nódulos celulíticos, etcétera.

Siempre se debe tener presente que todas las plantas en estado natural tienen cierto nivel de toxicidad, así que el contacto directo de la hidra en la piel puede causar dermatitis de contacto. Por otro lado, la administración oral debe hacerse exclusivamente por prescripción y bajo supervisión médica.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *