Las bondades de la caléndula

Calendula2

Desde la época de los egipcios, la caléndula es considerada una planta medicinal milagrosa, el concentrado de sus múltiples beneficios ayudan a cuidar la salud del cuerpo y sus bondades son tantas, que también es usada como ingrediente esencial de la cosmética natural, en cremas, esencias, aceítes y bálsamos para el cuidado y belleza de la piel.

Se trata de una hierba con altas capacidades medicinales y puede ser encontrada en cualquier parque y jardín de la zona sur de Europa (sobre todo en la región mediterránea), destacando a simple vista por su color amarillo-anaranjado.

La caléndula es indicada para tratar afecciones de la piel por su efecto antiinflamatorio, antimicótico y antiséptico.

¿Para qué se utiliza?
A través de los años, diversos estudios han llegado a concluir que entre los beneficios que aporta la caléndula se encuentran:

  • Tiene capacidad de curar heridas tópicas.
  • Posee propiedades antisépticas y antimicóticas.
  • Estimula la acción de cicatrización.
  • Regenera la piel.
  • Aumenta la producción de colágeno.

Maneras de empleo
Se utiliza para tratar las picaduras, cicatrices y quemaduras, hidratar pies y manos, afecciones como la psoriasis, irritaciones dérmicas, rasguños, eccema, labios secos, acné y otras alteraciones tópicas de la piel, y también, para tratar problemas gástricos o bucales como la gingivitis, las aftas, entre otras.

La caléndula puede ser aprovechada de distintas maneras. Como se ha dicho anteriormente,  se puede utilizar en cremas, bálsamos y otros productos para la aplicación sobre la piel. En estos casos, usualmente  se utilizan unos cuantos pétalos frescos y se mezclan con otros ingredientes para que pueda ser absorbida en su totalidad.

Otro método de uso es hacer infusiones, lo que resulta ideal para tratar problemas digestivos como la gastritis, úlceras, vómitos y/o nauseas. Este ha sido un remedio que se ha pasado generación tras generación y sigue siendo uno de las maneras naturales más efectivas para tratar estas afecciones. Tan solo se necesita alrededor de 2 cucharadas de pétalos secos para su preparación, los cuales se dejan en agua por aproximadamente 10 minutos. La caléndula también puede ser aplicada como compresa para calmar dolores abdominales.

Otro modo de empleo frecuente es en esencias y aceites, este último tiene una gran cantidad de propiedades curativas, como por ejemplo: humecta la piel de manera natural y ayuda a su regeneración luego de haber sido lesionada, también es un excelente antioxidante por su alto contenido de flavonoides, el cual actúa como protector contra los radicales libres.

Precauciones
Hay personas que desarrollan alergias a los componentes de la caléndula y a la familia de las plantas asteráceas, pero, afortunadamente, estos casos son escasos; por ello se recomienda que antes de utilizarla se realice una prueba antialérgica.

Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *