¿Tu piel está perdiendo elasticidad?

¿Qué hacer ante la pérdida de elasticidad de la piel?

El inévitable paso de los años ocasiona el envejecimiento y pérdida de colágeno; las células del cuerpo nacen y mueren a un ritmo bastante rápido, y la piel pierde poco a poco su elasticidad natural.

Diversos estudios coinciden, en que el proceso de envejecimiento cutáneo comienza aproximadamente a los 25 años, y, aunque los cambios no se visualizan a simple vista a esta edad, es importante saber prevenir y  realizar los cuidados apropiados para retardar los signos de envejecimiento.

Características básicas

La piel de las mujeres es la más afectada por la pérdida de la elasticidad, especialmente después de entrar en el ciclo de la menopausia, mientras que, en los hombres este proceso tiende a aparecer sobre los 40. Los signos que indican este cambio son:

  • Resequedad constante.
  • Pérdida de brillo y flexibilidad.
  • Aparición de arrugas profundas.
  • La piel se ve más delgada.
  • Flacidez y piel colgante.

¿Qué se puede hacer?

  • Cuidar la ingesta. La mala alimentación es uno de los principales factores que propicia la pérdida de los nutrientes esenciales de la piel, puesto que escasean las vitaminas, fibras, minerales y antioxidantes. Entonces, es fundamental mantener una dieta balanceada para evitar la pérdida de elasticidad de la piel.
  • Hidratación. Beber 2 a 3 litros de agua al día es indispensable tanto para la salubridad del organismo, como de la piel. Así mismo, mantenerse correctamente hidratado permite eliminar toxinas y retrasar un poco el envejecimiento cutáneo.
  • Rutinas de limpieza. Es crucial utilizar un limpiador facial efectivo o rutinas de limpiezas meticulosas que realmente retiren las impurezas de la piel. Esto quiere decir que se deben aplicar tónicos, astringentes y exfoliantes cada cierto tiempo. De igual manera es importantísimo el uso de protector solar y cortar hábitos como el tabaco.
  • Usar cremas reafirmantes. Aplicar diariamente algún tratamiento reafirmante para la piel puede reducir la pérdida de la elasticidad cutánea, ya que potencia la producción de colágeno y ayuda a mantener la piel tensa.
Compartelo ;-)Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *